Ya existen el mercado los OLEDs que funciona son diodos orgánicos de emisión de luz. Si un led ya supone un ahorro energético considerable y menores emisiones en CO2, un oled lo será mucho más.
Se integran en los materiales, y de tamaño milimétrico, como si de células del material se compusiera, puedes tenerlo integrado en el espesor de un papel que además puedes doblar.

Estas células, llamadas diodos de energía, reaccionan a una determinada estimulación eléctrica, generando y emitiendo iluminación por sí mismos.

Lo veremos en muy breve aplicado en numerosos lugares, aunque actualmente parece que lo han encarado más al tema de tecnología: pantallas, móviles, etc… Pero las posibilidades de aplicación, si se abarata el proceso de elaboración, son muy extensas.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *